mobile spy gadgets list of spy application for android spy text apps for android tips on catching a cheating spouse spy gps phone tracker app
Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
18 de julio de 2018
 
Beneficios PDI
Permiso de estudio
Estudios posdoctorales
Beca sueldo
Programas
PEI
Doctorados Conjuntos
Red de Investigación Estudiantil de LUZ
Equivalencias y Reválidas
Más VAC
Año sabático
Enlaces de interés
Contacto
Cátedras Libres
Redes Sociales
             



 

Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Jornadas de Reflexión e Implementación de la Educación en Valores en LUZ PDF Imprimir Correo

PONENCIA DE LA VICERRECTORA ACADÉMICA,

JUDITH AULAR DE DURÁN
SOBRE EDUCACIÓN EN VALORES EN LUZ
Presentada en las
JORNADAS DE REFLEXIÓN E IMPLEMENTACIÓN

DE LA EDUCACIÓN EN VALORES EN LUZ
Fecha: 16 de octubre de 2009
Lugar:
Auditorio Facultad de Ciencias Económicas y Sociales
Hora: 08:00 AM

 

En nombre de las autoridades y de toda la comunidad de nuestra Universidad del Zulia reciban nuestro saludo institucional.

Como Vicerrectora Académica es un gran honor y satisfacción instalar estas Jornadas de Reflexión e Implementación de la Educación en Valores  que constituyen una  destacada iniciativa de nuestro despacho a través del Consejo Central de Pregrado y de la Cátedra Libre Por La Paz: Educación y Consciencia.
    
Mi felicitación y reconocimiento a las profesoras Yasmile Navarro y Liliana Roldán de París y a sus equipos de trabajo que han organizado este importante evento que ratifica la importancia de consagrar en LUZ programas de enseñanza y de formación profesional cada vez más consustanciados con los principios y valores fundamentales de paz y la convivencia.
   
Si nuestro deber como Universidad es garantizar el liderazgo social del mañana tenemos que empeñarnos en promover en nuestros estudiantes una enseñanza fortalecida por la ética y el compromiso social que nos permita vivir en una sociedad más digna, más respetuosa y sobre todo más preocupada por los más frágiles.

Valores y Educación son un binomio indisoluble para hacer de la enseñanza un compromiso social destinado a reforzar el progreso social de la humanidad.
  
En el caso de la Educación Superior no podemos limitarnos a generar conocimientos y desarrollar habilidades sin fomentar y desarrollar los valores morales y éticos requeridos por la sociedad.
  
Las Universidades y los Institutos de Educación Superior deben preparar a los futuros profesionales para que sean capaces de utilizar sus conocimientos no sólo en el contexto científico, tecnológico o económico sino poderlo aplicar en la solución de necesidades sociales más amplias.

Como instituciones de educación, tenemos que poner énfasis en los poderes creadores de nuestros recursos humanos para formar a profesionales que incidan de manera determinante en un desarrollo más humano y sostenible.
  
Estamos concientes de las potencialidades y las fortalezas institucionales que tienen nuestras universidades e institutos de educación superior para hacer de los valores la estrategia más efectiva que permita consolidar en nuestra región un liderazgo más capacitado y sensible a las necesidades y exigencias de nuestra sociedad.

A continuación voy a presentar las fortalezas y estrategias que ha desarrollado la UNIVERSIDAD DEL ZULIA a través de los años, particularmente en la última década, para favorecer un modelo educativo sustentado en los valores.

En primer lugar y antes de entrar de lleno en la ponencia quiero destacar que el empeño de nuestra institución por fortalecer la enseñanza basada en valores cuenta con el respaldo de la alta gerencia universitaria y en especial del Consejo Universitario que ha tomado decisiones fundamentales como aprobar el Eje Transversal de Educación para la Paz, decisión tomada el 12 de marzo de 2008.

 

También se acordó realizar el II Encuentro Propuesta para Fortalecer la Educación en Valores de la Región Zuliana, evento que se desarrolló el 30 de junio de este año con mucho éxito y difusión regional.

 

Este respaldo del CU abre las oportunidades para estructurar un programa permanente en valores que coordine nuestra institución  con diferentes instituciones y organizaciones vinculadas con la formación de recursos humanos y que se proyecte a las diferentes comunidades del estado Zulia.

LUZ tiene un importante aval de proyectos y experiencias, con un banco de información y de investigaciones sobre educación en valores que evidencian el liderazgo institucional para la promoción de planes de capacitación y formación docente en la región y en otros estados.

Pasemos entonces a revisar paso a paso esta experiencia que LUZ pone a disposición de toda la comunidad universitaria y de toda la colectividad regional y nacional.
  
PONENCIA FORTALEZAS INSTITUCIONALES PARA EDUCACIÓN EN VALORES
 
Voy a comenzar revisando los antecedentes históricos de educación superior venezolana, específicamente a partir de la década de los años 70 del siglo pasado, cuando la Universidad Latinoamérica vivió una gran etapa de CRISIS, entendiendo esta crisis como un período evolutivo fundamental para alcanzar los grandes cambios que actualmente se están desarrollando.
  
A principios de los 70 los principales países de área, incluyendo a Venezuela, sancionaron Leyes de Educación Superior y a los pocos años, a finales de la década, se produce el fenómeno de la masificación.
  
En esos años se produce un gran debate para decidir el futuro de la universidad alrededor de dos grandes tendencias en pugna. 

 

La primera visión, excesivamente pragmática, asumía a la Universidad como una especie de fábrica cuantitativa de títulos profesionales.
 
La segunda, en vigencia actualmente, la asume como una institución crítica, generadora de modelos alternativos plurales a la sociedad.
  
El debate sobre el deber ser de la universidad se da en un momento de crisis política y de todos los órdenes en el país. La Universidad es duramente cuestionada y ve amenazado el cumplimiento de sus metas.

Esos tiempos de duras críticas generan a lo interno un proceso de auto revisión que se inicia en los años 80 y se mantiene a lo largo de esa década. Surge entonces un discurso que favorece el proceso de transformación y cambios de estructuras en nuestras universidades, particularmente se hace presión en la necesidad de adecuar los programas curriculares a la nueva realidad del país.
 
En la década de los 90, el tema curricular acapara la agenda universitaria en LUZ y alcanza el clímax en 1995, con la realización del encuentro nacional Currículo 95 que generó toda una filosofía sobre el deber ser universitario.
 
La Universidad del Zulia ratifica su rol como motor de desarrollo y su oferta académica se orienta hacia una visión formadora que desarrolle profesionales integrales, reflexivos y críticos, comprometidos con el desarrollo social. Ese es el propósito ideal de la formación universitaria.

Es así como se establece el perfil de un profesional ideal en concordancia con el perfil de la sociedad.  Una sociedad reflexiva, coherente, fraterna, igualitaria, pluralista, pacífica, próspera, humanitaria. Es decir una sociedad para individuos profundamente humanistas.

Ese cambio de paradigma que busca la vigencia y fortalecimiento de una sociedad más humanista no es fortuito ni casual.

Responde a un interés global que procura unas condiciones de existencia más racionales para la humanidad mediante el reforzamiento de valores como la ética y la responsabilidad social que garanticen la supervivencia de la especie humana.

Son profundos y severos los problemas que amenazan a la Humanidad como el riesgo permanente de una guerra nuclear, el calentamiento global, el terrorismo, la devastación del medio ambiente y un problema que involucra la falta de ética de las naciones más ricas como es la persistencia de la pobreza.

Emerge en toda la Humanidad un nuevo paradigma que luego de dos guerras mundiales devastadoras y tras la caída del Muro de Berlín, en 1989, se fortalece ante la necesidad de un cambio en el orden mundial.

Así emerge un nuevo paradigma social sustentado en la paz y la convivencia, en la fraternidad del ser humano, en la libertad e igualdad, en el respeto, en la distribución equitativa de riquezas, en la salud y en la recuperación de nuestro planeta.
  
Esos valores son parte de una sumatoria de áreas de interés que confluyen en la formación de un profesional integral a través de la Educación Superior que además de proveer al individuo con herramientas para interactuar en los campos de la ciencia y la tecnología, también lo dota con valores que lo vinculan con su realidad social, con la formación espiritual.
  
Es decir una sumatoria de todos los ámbitos de interés para el ser humano que confluyen en una formación más universal, más integral.

La Axiología o filosofía de valores y normas en LUZ necesariamente hacen compatible los principios institucionales fundamentales como la democracia, la autonomía, la innovación, la excelencia y el liderazgo con valores que deben fomentarse en la individuo como la responsabilidad, la lealtad, la solidaridad, la equidad y el compromiso social.
 
En la generación y fortalecimiento de esos valores en la sociedad, la comunidad universitaria juega un papel fundamental pues además de formar profesionales competentes en diferentes disciplinas, incluye en todas las carreras que integran su oferta académica de LUZ  un componente ético necesario para construir las bases de ese compromiso social que asume el nuevo profesional para construir una sociedad más digna, más respetuosa y sobre todo más preocupada por los más frágiles.

Ese componente ético es fundamental y se incluye en todas las carreras, sean humanísticas o de las ciencias exactas o de la salud, en cada uno de esos escenarios es prioritario fortalecer en el joven la formación ética para  modelar a un futuro profesional con una carga de calidad humana que le permita en el día a día de sus estudios, sea en el aula o en actividades de investigación o extensión, tomar conciencia del rol social que le toca cumplir.
  
La calidad humana no se infunde por la teoría o por la retórica. Responde a un ejercicio continuo, a una praxis permanente que fortalezca en el individuo valores tan elementales como la fraternidad y la preocupación  por sus semejantes.
  
Entre las fortalezas que posee la Universidad del Zulia para la promoción de un modelo de educación sustentado en la formación de valores destaca el hecho de ser la principal institución universitaria de la región, con más de cien años de historia y con prestigio regional, nacional e internacional que se ha levantado a través de las décadas
  
La evolución y adecuación de sus programas de estudio a la realidad local y universal ha sido una preocupación permanente y como prueba esta la evolución de sus perfiles curriculares que se han enriquecido con los años y han servido de referencia a otras instituciones.

En ese avance constante se han incorporado áreas de estudio que hoy se consideran fundamentales para la formación integral del individuo como las prácticas profesionales, actividades de autodesarrollo, orientación y la incorporación dinámica de las actividades de investigación y de extensión dentro del eje formativo del nuevo profesional.

LUZ también se destaca por sus alianzas y por las relaciones interinstitucionales que mantiene con la mayoría de las instituciones de educación superior regionales y nacionales y con importantes instituciones educativas del ámbito internacional.

Esa vinculación permanente y de puertas abiertas la convierte en una referencia para la difusión de un modelo educativo basado en la formación de valores.
  
Otras fortalezas para la formación de valores en LUZ vienen dadas por la consecución de logros como la consolidación de las revistas científicas que permiten la difusión de trabajo científicos que con responsabilidad y compromiso adelantan nuestros investigadores tanto docentes, como estudiantes e inclusive trabajadores.

También se vienen fomentado la denominada ética empresarial al estimular la participación de las empresas y de pequeños y medianos productores en proyectos de investigación y extensión universitaria generando beneficios para la sociedad en general y creando conciencia sobre la necesaria interrelación entre universidad y sector productivo.
  
Un gran escenario para el fortalecimiento de la responsabilidad social en nuestros estudiantes lo constituye la consolidación del Servicio Comunitario Estudiantil, un gran escenario para la formación en valores tan prioritarios como la ética y la solidaridad.

Otro logro impulsado por LUZ en beneficio de la convivencia social ha sido la creación de la Cátedra Libre por la Paz: Educación y Consciencia.

Esta cátedra ha sido un bastión fundamental para fortalecer y viabilizar una política institucional de paz y convivencia en la comunidad universitaria, así como crear espacios para la reflexión sobre la importancia de formar profesionales conscientes y comprometidos con el rescate y transformación de la sociedad con principios humanistas de ética y solidaridad.

A lo interno la Universidad del Zulia fortalece la sensibilización de sus recursos para la práctica institucional de valores a través del Programa de Valores Compartidos y a lo externo para compartir valores con la Empresa, la Sociedad y el Gobierno.

Otros incentivos para estimular valores en la comunidad universitaria son las políticas de formación de recursos humanos, las políticas de desarrollo estudiantil, con opciones como becas, estímulos al rendimiento estudiantil y reconocimiento del talento, como el cuadro de honor, distinciones académicas y premios a la investigación.

La Educación basada en Valores se fortalece en LUZ mediante iniciativas emprendidas desde las cátedras libres que fomentan la formación de valores en la sociedad como es el caso  la Cátedra Libre por la Paz: Educación y Consciencia, las cátedras para el adulto mayor, para las personas con discapacidad, para la mujer, para la prevención de las drogas, entre otros.

Otra gran fortaleza que tenemos es el acervo invalorable de trabajos de ascenso, de tesis de pre y postgrado e investigaciones y artículos sobre el tema de la ética y los valores.

LUZ también posee una inestimable experiencia acumulada en el desarrollo de programas de formación y de cursos para la promoción de valores humanos; así como en la organización de eventos para la promoción de valores.

A estos activos inestimables de experiencia en la difusión de valores se suma el recurso más relevante: el recurso humano preparado que posee LUZ con experiencia en la aplicación de programas de difusión de valores tanto internamente, como en otras organizaciones e inclusive en diferentes comunidades del estado Zulia y a través del Servicio Comunitario Estudiantil.

De manera que LUZ es poseedora de importantes experiencias y activos que ofrecer a la región para hacer más sólida la formación de valores en todos los niveles educativos.

Esa experiencia no ha sido fortuita y ha costado mucho tiempo y esfuerzo construirla. Sin embargo con responsabilidad podemos afirmar que nuestra experiencia no es única y que por el contrario se enriquece cada día más con los proceso de transformación de los programas de enseñanza que cada vez se apoyan más en la práctica de valores, única vía para garantizar la formación de un profesional integral.

Gracias a  esta integración hemos logrado sumar en nuestros programas de estudio los conocimientos de vanguardia sin excluir la enseñanza de valores como la ética, la paz, la concordia que contribuyen a formar un individuo en armonía con el nuevo paradigma social de paz y convivencia.

Finalmente LUZ pone toda esa experiencia a disposición de sus instituciones hermanas, así como de los entes gubernamentales y organizaciones públicas y privadas para que en conjunto logremos desarrollar fortalezas que nos permitan construir una sociedad más sana, más justa, más alegre, más armónica, humanista, respetuosa de los individuos y del planeta.

Un modelo de sociedad donde hombres y mujeres experimenten la paz como un estado de consciencia que garantiza individuos saludables, en bienestar permanente y en armonía con el planeta.

Todas esas fortalezas de vida, de paz, de consciencia y salud se conjugan y crean un estado armónico que es la máxima aspiración  de la sociedad  y del individuo y hacia donde debe orientarnos una educación superior guiada por los valores.
  
Una educación que vigorice en cada individuo su compromiso social y que lo forme como un ciudadano ejemplar preocupado por las exigencias éticas de un mundo más justo y con el compromiso social de esforzarse para hacer de nuestra sociedad un modelo de armonía y sana convivencia.

MUCHAS GRACIAS




^ Subir