Universidad del Zulia
Correo LUZMapa del sitio
Bookmark and Share
20 de octubre de 2014
 
Beneficios PDI
Permiso de estudio
Estudios posdoctorales
Beca sueldo
Programas
PEI
Doctorados Conjuntos
Red de Investigación Estudiantil de LUZ
Más VAC
Año sabático
Enlaces de interés
Contacto
Redes Sociales
             



Agrandar texto   Reducir texto   Reestablecer texto    
Día del Educador PDF Imprimir Correo

Palabras de la Dra. Judith Aular de Durán

Vicerrectora Académica de LUZ


Acto de la Federación Venezolana de Maestros

Central Sindical de los Trabajadores de la Enseñanza

Sindicato Venezolano de Maestros del estado Zulia

 

Día del Educador

Miércoles 16 de enero de 2013

Casa del Profesor de LUZ (APUZ

Hora: 5 p.m

 

Salutación:

 

-Distinguidas autoridades universitarias, miembros del Comité Directivo  de la Federación Venezolana de Maestros,   de la Central Sindical de los Trabajadores de la Enseñanza y del Sindicato Venezolano de Maestros del estado Zulia.

 

-Profesora Carmen Teresa Márquez y líderes del Magisterio zuliano, quienes han organizado este hermoso homenaje al trabajador de la enseñanza. A hombres y mujeres que educan  sin mezquindad, que comparten sus saberes  y llegan con su ejemplo al corazón de sus estudiantes y de las comunidades.

 

-Distinguidos docentes y personalidades homenajeadas.  Ustedes son ejemplo de lealtad y de compromiso como gestores del progreso, del acercamiento a la cultura y al pensamiento; preocupándose día a día, en cada jornada laboral, por ayudar a niños y jóvenes a vivir en una sociedad mejor que nos muestre la maravillosa diversidad y complejidad del mundo.

 

La vida del educador es un ejercicio incesante de generosidad; es una credencial de elevado peso moral que se alcanza con mucha responsabilidad y compromiso.

 

Es un honor para la Universidad del Zulia que ocho de su más destacados profesores reciban hoy la mención honorífica 15 de Enero, otorgada por la Federación Venezolana de Maestros.

 

Son docentes que han dejado huella con una obra académica significativa para la sociedad, en especial para sus discípulos y para la institución universitaria.

 

Felicitamos a los profesores Alicia  Inciarte,  Roselia Morillo, Alba Páez,  Minerva Ávila, Juana Ojeda de López, Ramón Acosta, Oscar Luis León y Reinaldo Guerrero.    

       

Cada uno de ustedes, en sus ámbitos académicos, son ejemplo a seguir y expresión de una universidad que se fortalece con los méritos de sus educadores.

 

Venezuela necesita avivar la fuente del liderazgo docente para impulsar los cambios profundos en sus ciudadanos y en  la sociedad.

 

Del alcance de los programas de enseñanza, y su  inserción en hogares y comunidades, va a depender la posibilidad de alcanzar el futuro con las mayores fortalezas posibles.

 

Tenemos la enorme ventaja de contar con recursos docentes preparados y en constante actualización. Es justo reconocer los méritos de las Universidades y centros de formación pedagógica de la región zuliana,  que a través de las décadas han forjado a generaciones de educadores diseminados por toda la república.

 

Hoy encaramos el reto de transformar los programas curriculares para hacer de la formación docente un modelo de acción y de liderazgo, con educadores comprometidos con el desarrollo del estudiante, de sus núcleos familiares  y de su entorno social.

 

La Facultad de Humanidades y Educación de la Universidad del Zulia, con nuevos diseños curriculares, avanza en la consolidación de ese modelo y pone a disposición de los organismos nacionales, regionales y municipales de educación; del Magisterio zuliano y de las instituciones hermanas de educación universitaria sus proyectos de investigación y servicio comunitario, así como su Campus de Formación Virtual y sus planes de profesionalización y de posgrado, para que sirvan de soporte a un sistema público de educación más eficiente y socialmente activo.

 

Nuestro desafío, como Universidad,  es promover y resguardar la calidad, el rigor académico y la constante actualización de conocimientos en las nuevas generaciones docentes que se levantan en Venezuela.

 

La conmemoración del Día del Educador es un escenario puntual para la reflexión de los desafíos de la educación venezolana, en especial para el rescate de nuestras escuelas y liceos del sistema público de enseñanza y para alcanzar las justas reivindicaciones del Magisterio venezolano.

 

Recordemos que sin educación no hay  justicia social posible porque es un derecho fundamental que promueve la equidad y capacita al ciudadano para emprender sus proyectos de vida en un marco de igualdades y libertades.

 

Contar con líderes docentes es la fortaleza más importante para cualquier nación porque asegura la formación de una juventud progresista, con mayores oportunidades, con mejores empleos  y valores para la superación y la vida sana.

 

El Maestro es el artífice de cada buen ciudadano que cree en sí mismo y en el potencial benéfico de sus acciones.  Un Maestro es el líder que sabe guiar, pero sobre todo, que sabe compartir.

 

Hace 25 años, el 15 de enero de 1987, recibí una tarjeta de felicitación con este hermoso y sencillo mensaje que quiero compartir con ustedes porque cada vez que lo leo me siento más comprometida y emocionada con la espléndida misión de la docencia.

 

        MAESTRO,

        Si tu corazón late más aprisa viendo a tus alumnos.

        Si cada cara es para ti un alma que se debe cultivar.

        Si quieres más tu trabajo en cada año que pasa.

        Si las dificultades  siempre te encuentran sonriente.

        Si los padres y los niños dicen que eres amable.

        Si tu justicia sabe revertirse de amor.

        Si combates el mal, pero no al pecador.

        Si sabiendo tantas cosas, no te crees sabio.

        Si sabes volver a estudiar, lo que creías saber.

        Si sabes ser niño, permaneciendo maestro.

        Si tu vida es lección y tu palabra servicio.

        Si tus alumnos quieren asemejarse a ti.

               

        Entonces....¡Tú eres Maestro!

 

 

Felicitaciones a todos y cada día demos gracias a Dios por esta hermosa misión de enseñanza y de formación que nos ha sido encomendada.

 

Sigamos adelante y con la esperanza puesta en  los avances que alcanzarán cada uno de nuestros discípulos.

 

Muchas Gracias.




^ Subir